3 diciembre, 2022
  • Inicio
  • Sociedad
  • La crisis del Coronavirus: cerraron la mitad de los kioscos de Argentina
Sociedad

La crisis del Coronavirus: cerraron la mitad de los kioscos de Argentina

Luego de la llegada de la pandemia del Coronavirus, cayó la demanda en los kioscos, debido a los altos costos de los alquileres y la tarifa eléctrica que golpean al sector. Ahora, entre los pocos artículos que se siguen vendiendo están los cigarrillos y los productos de almacén que solo algunos comercializan.

Este tipo de comercios quedaron en una situación crítica, además por las restricciones a la circulación por el COVID-19. De esta manera, de los 100 mil comercios registrados en todo el país, la mitad tuvo que cerrar sus puertas por la cuarentena.

Según consignaron en Página 12, de esos 50 mil cerrados, se estima que 40 mil volverán a abrir cuando el Gobierno levante el confinamiento, pero el 10% del total, unos 10 mil, no volverán a levantar las persianas.

La Unión de Kiosqueros de Argentina (Ukra) elaboró un informe donde revela estos datos. Por otra parte, de los 8000 kioscos que hay en la Ciudad de Buenos Aires, el 60% cerró sus puertas, y se calcula que 1600, lo que equivale al 20%, no podrá volver a abrir sus persianas luego de finalizada la cuarentena. Así lo sostienen desde la CKU (Cámara de Kiosqueros Unidos).

Uno de los motivos principales del desplome de la demanda, es el cierre por la cuarentena de las oficinas, ya que son clientes potenciales. Si esto lo sumamos a que los alquileres subieron y la tarifa de luz puede ascender hasta 25 mil pesos, la rentabilidad de los kioscos es casi nula.

En diálogo con Página 12,  Adrián Palacios, presidente de Ukra sostuvo que “Los primeros días del aislamiento tuvimos registros de cierres de caja con 200 pesos”.

Desde el 10 de marzo las empresas de lácteos y alimentación subieron entre 5 y 10 por ciento con respecto a febrero, llamativo teniendo en cuenta que el dólar, los combustibles y las tarifas estaban congelados. La Serenísima subió todo 8 por ciento. Si no aceptamos los aumentos, quedamos desabastecidos”, indicó Palacios.

Por su parte, Eduardo Medina, titular de la Cámara de Kiosqueros Unidos  sostiene que el motivo de la merma en la demanda, se debe al cambio en los hábitos de consumo. Y dijo: “Algunos sumaron productos de primera necesidad como fideos o harinas, pero por las restricciones la gente se acerca al supermercado y se abastece de todo ahí, y al kiosco sólo va por los cigarrillos”.

Y advirtió que uno de los principales motivos de los cierres es el desplome de la demanda, sobre todo en los cascos urbanos donde se encuentran las oficinas, dado que no hay circulación de gente, los alquileres son más elevados y la tarifa de luz puede ascender hasta 25 mil pesos. “Los primeros días del aislamiento tuvimos registros de cierres de caja con 200 pesos”, indicó a este medio Adrián Palacios, presidente de Ukra. Los que sobreviven son los barriales, que se transformaron en “kioscos-almacenes”. “El 13 de abril van a volver a abrir todos, con las medidas sanitarias correspondientes, pero si la cuarentena se estira hasta fin de mes, habrá 10 mil que quedarán en el camino”.

Los comerciantes aseguran que registraron aumentos de mayoristas y distribuidores, que venden los productos con valores apenas por debajo del precio máximo que establece el Gobierno, por lo que el kiosco aplica su margen de rentabilidad y queda por encima de los valores máximos, lo que podría implicar multas o clausuras por parte de las municipalidades, tras el cambio en la ley de defensa de la competencia. “Desde el 10 de marzo las empresas de lácteos y alimentación subieron entre 5 y 10 por ciento con respecto a febrero, llamativo teniendo en cuenta que el dólar, los combustibles y las tarifas estaban congelados. La Serenísima subió todo 8 por ciento. Si no aceptamos los aumentos, quedamos desabastecidos”.

También se consideran que la baja en la demanda se da con los cambios en los hábitos de consumo. “Algunos sumaron productos de primera necesidad como fideos o harinas, pero por las restricciones la gente se acerca al supermercado y se abastece de todo ahí, y al kiosco sólo va por los cigarrillos”, indicó a este diario Eduardo Medina, titular de la Cámara de Kiosqueros Unidos. Sin embargo, hay desabastecimiento de cigarrillos, dado que las tabacaleras interrumpieron la producción. “Los cigarrillos suelen ser el 85 por ciento de nuestras ventas diarias, y ya de las dos principales marcas no hay stock”, informó. “Si las tabacaleras pudieran volver a producir sería un aliciente, porque implicaría una ganancia mínima para los que viven al día”.

Y esto se suma a que hay desabastecimiento de cigarrillos, dado que las tabacaleras interrumpieron la producción. “Los cigarrillos suelen ser el 85 por ciento de nuestras ventas diarias, y ya de las dos principales marcas no hay stock”, puntualizó Medina.

En este sentido, agregó que “Si las tabacaleras pudieran volver a producir sería un aliciente, porque implicaría una ganancia mínima para los que viven al día”.

Related posts

Primer encuentro de mujeres líderes de distintas Fuerzas en la Ciudad

MIRÁ BUENOS AIRES

Los jacarandás tiñen de violeta La Ciudad

MIRÁ BUENOS AIRES

Legislatura: Nombramiento de Personas Destacadas

MIRÁ BUENOS AIRES