29 noviembre, 2022
Interes General

Presentaron proyecto para habilitar zonas comunes en edificios

La Legisladora Porteña, María Rosa Muiños, presentó un proyecto que busca permitir el uso de terrazas y patios comunes en los edificios y complejos de la Ciudad de Buenos Aires.

El Proyecto lo presentó este jueves la legisladora por el Frente de Todos, María Rosa Muiños,  a través del cual busca permitir el uso de los espacios comunes al aire libre como las terrazas y patios de edificios y complejos habitacionales, contemplando una delimitación cerrada respecto del espacio público, teniendo en cuanta  una programación organizado con anterioridad.

El objetivo del proyecto es fortalecer la salud de adultos y niños, deteriorada por el encierro prolongado.

Debido a la estabilidad de la curva de contagios del Covid-19, el Gobierno de la Ciudad está proponiendo a Nación medidas de apertura paulatina para algunas actividades”, dice el proyecto.

“Si se establecen nuevos protocolos que apunten a disminuir el impacto de la crisis sanitaria sobre la economía, también se pueden elaborar estrategias dirigidas a fortalecer la salud de las personas, y en especial de los niños, en función del daño que provoca el encierro prolongado”, indicó Muiños en los fundamentos del proyecto, que también hizo llegar a través de una nota al Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta; y al ministro de Salud de la Ciudad, Fernán Quirós.

La Legisladora Muiños fundamenta la resolución especialmente por “la necesidad de generar estrategias de fortalecimiento de la salud que permitan la habilitación –parcial y regulada- del uso de espacios al aire libre, para mitigar los impactos secundarios y dañinos que provoca el encierro por la cuarentena”; y retoma un documento emitido por UNICEF que advierte sobre el grave efecto físico, emocional y psicológico de la pandemia Covid-19 en los niños.

Además, considera necesario que el Poder Ejecutivo establezca “un protocolo destinado a reglamentar el permiso de uso de áreas como terrazas y/o patios, pero manteniendo la prohibición de uso de otras instalaciones comunes como juegos para niños o salones de usos múltiples” y aclara que “las medidas a tomar deben estar sujetas a la intervención y dictamen de la autoridad sanitaria y de la autoridad gubernamental de control, quienes además deberán autorizar las solicitudes presentadas por los consorcios de edificios o los representantes de los complejos habitacionales”.

En el bosquejo del protocolo en el que trabajan las autoridades porteñas está enfocado a las personas que residen en los edificios, ya que fija la prohibición de acceder a los espacios comunes a quienes no vivan allí. Además, establece un sistema de turnos por el que cada residente deberá reservar un horario para utilizar el espacio que necesite. En todos los casos estarán exluidas las personas que están en los grupos de riesgo, mientras aquellos que puedan acceder deberán llevar tapabocas y respetar la distancia social como primera instancia. 

Adjuntamos al protocola el sector de las parrillas en donde solo podrá acceder la persona que realizó la reserva de turno o “los grupos familiares que cohabitan en la misma unidad funcional“. Luego de finalizado el tiempo de su turno, que será determinado por cada consorcio, el usuario estará obligado a desinfectar las superficies utilizadas. Para esto deberá hacer uso de los productos recomendados por las autoridades sanitarias. En cuanto al acceso al lavadero, “se deberá llevar la ropa sucia en bolsas y vaciarlas por completo directo en el lavarropas, sin sacudirlas”. Antes de retirarse del lugar, la persona deberá limpiar con una solución de agua y lavandina las zonas con las que haya estado en contacto con los habitantes del inmueble.

En los parques y terrazas, se fija un distanciamiento social de un metro y medio y solo se podrá permanecer durante 45 minutos. Con tapabocas como elemento de protección individual durante el tiempo que se permanezca en el lugar, los residentes deberán “evitar detenerse para charlar con los vecinos“, según marca el protocolo, que recomienda “cumplir con la higiene de manos: llevar elementos como toallas húmedas, sanitizantes o alcohol en gel como prioridad”.

Como también las canchas de tenis solo podrán utilizarse por una hora y en la modalidad singles, es decir que solo dos personas podrán disputar un partido. Tampoco se podrá cambiar de lados ni acercarse a la red para saludar al contrincante y cada jugador deberá llevar su propia botella de agua. Los jugadores deberán acceder a la cancha con el tapabocas y solo se lo podrán retirar a la hora de la práctica dejando lugar a otros que quieran participar del espacio.

De esta manera, en el expediente se explica que “Luego de obtener su autorización, cada inmueble procederá a la confección de un cronograma diario o semanal, con el fin de organizar el acceso a los espacios al aire libre, que también estará sometido a la aprobación por parte de las autoridades”.

Related posts

Vuelve el Subte a su horario de la pre pandemia en La Ciudad

MIRÁ BUENOS AIRES

Reabre Retiro tras la remodelación la estación de omnibús

MIRÁ BUENOS AIRES

Plan de Vacunación de la Ciudad de Buenos Aires

MIRÁ BUENOS AIRES