29 noviembre, 2022
  • Inicio
  • Salud
  • Los suplementos que recomiendan los científicos para una mejor vida
Salud

Los suplementos que recomiendan los científicos para una mejor vida

Los suplementos son seis, y expertos en nutrición explican cuáles son los más utilizados y cuáles son sus propiedades.

Hace un tiempo que  los suplementos nutricionales están adquiriendo gran importancia y varias  personas los consumen diariamente, los mismos aportan una alimentación sana y equilibrada. En muchos casos aunque uno quisiera comer sano y ocuparse con más dedicación a lo que come día a día a, el ritmo acelerado, los quehaceres y demás actividades, no nos da el tiempo o lugar requerido para cumplirlo, mismo en los trabajos, mucha gente come apurada, y consumiendo lo más rápido y cómodo para volver a trabajar en su poco tiempo de descanso.

Muchas  empresas y laboratorios vieron lo que estaba sucediendo y  empezaron a producir suplementos dietarios rápidos y, las autoridades sanitarias,  las encontraron efectivas, para brindar una solución a esta ausencia de determinados componentes nutricionales que el cuerpo necesita.

Para saber más en detalle de aportantes alimentarios que vienen en pequeñas pastillas diarias, expertos en nutrición que explicaron cuáles son los más utilizados y sus beneficios.

Cúrcuma

La cúrcuma es un ingrediente más familiar en la cocina del sur de Asia,  pero, en los últimos años, también atrajo la atención por sus posibles beneficios para la salud. La cúrcuma se usa como un remedio tradicional en muchas partes de Asia para reducir la inflamación y ayudar a curar las heridas, la artritis reumatoide, las enfermedades cardiovasculares, la demencia. El Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias revela que la cúrcuma sirve para eliminar ciertas células cancerosas.

Anya Guy, licenciada en Nutrición de la Clínica Mayo de Estados Unidos explicó que “Pese a que la cúrcuma tiene propiedades antiinflamatorias, si le diagnostican una enfermedad como cáncer o diabetes, hable con el proveedor de atención médica antes de tomar el suplemento. Personalmente, la recomiendo más en polvo o en su forma natural y procurar ingerirla con comida para mejor absorción”.

Se sabe que una buena dieta es fundamental para obtener las mejores vitaminas y minerales, los suplementos pueden ayudar. Por ejemplo, si se está esforzando por comer alimentos saludables pero todavía tiene carencias en algunos aspectos, los suplementos pueden servirle. La clave es asegurarse de que se tomen como complemento de las opciones de una dieta saludable y de alimentos ricos en nutrientes. Son suplementos, no sustitutos. Use suplementos solamente si su profesional de la salud se los ha recomendado. Kris-Etherton asegura, “Un suplemento generalmente proporcionará el 100% de la cantidad diaria recomendada de todas las vitaminas y minerales”. “Por lo tanto, muchos nutricionistas estarán de acuerdo en que tomar un suplemento está bien si las necesidades de nutrientes no se satisfacen con una dieta saludable basada en alimentos”, explica.

Antes de tomar suplementos vitamínicos y minerales, hable con su médico acerca de su plan alimenticio personal. Tenga en cuenta además estas recomendaciones de la American Heart Association:

  • Siga una dieta sana. No existe nada que sustituya una dieta equilibrada y nutritiva que limite el exceso de calorías y grasas saturadas, grasas trans, sodio y colesterol dietético. Se ha demostrado que este enfoque reduce el riesgo de enfermedad coronaria tanto en personas sanas como en personas con cardiopatías.
  • Los pacientes con cardiopatías deben consumir aproximadamente 1 gramo de ácidos grasos omega-3 llamados EPA + DHA. Lo ideal es que provengan del pescado. Esto puede ser difícil de obtener solo con la dieta, por lo que podría ser necesario un suplemento. Como siempre, consulte antes con un médico.
  • Si usted tiene los triglicéridos elevados, trate de consumir de 2 a 4 gramos diarios de EPA+DHA.

 

  • No tome suplementos vitamínicos antioxidantes como A, C y E. No hay datos científicos que sugieran que estos suplementos permitan prescindir de otras medidas como reducir la presión arterial, bajar el nivel de colesterol en la sangre o dejar de fumar.
  • No lo base todo en los suplementos. No hay suficientes datos para sugerir que las personas sanas obtengan beneficios al tomar ciertos suplementos vitamínicos o minerales por encima de la cantidad diaria recomendada. Algunos estudios de observación han sugerido que el uso de suplementos puede reducir las tasas de enfermedad cardiovascular o los niveles de factores de riesgo. Sin embargo, estos estudios no dejan claro si han sido los suplementos los que han producido estas mejoras.

 Vitamina D

La falta de vitamina D afecta tanto al sistema inmune innato como al adaptativo e incorporarla puede tener un papel en la protección contra las infecciones respiratorias. Pequeños estudios anteriores han sugerido una relación entre la deficiencia de vitamina D y el riesgo de infecciones y mortalidad por COVID-19, la misma juega un papel importante en el sistema inmunológico, dándole defensas al organismo.

La  Facultad de Medicina de la Universidad de Boston de los Estados Unidos, llevó a cabo una  nueva investigación determinó que obtener vitamina D está relacionado con un menor riesgo de sufrir infecciones graves por coronavirus y padecer síntomas graves como confusión, pérdida del conocimiento, dificultad para respirar y muerte.

Prebióticos

La médica Victoria Cavoti (UBA M.N. 111677), patóloga con formación perinatal de una maternidad pública y dos sanatorios de alta complejidad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. “Se trata de ese ejército de miles y miles de bacterias que se encuentran en todo el tracto gastrointestinal, piel, tracto genital, tracto respiratorio y glándulas mamarias, tiene un rol fundamental en la salud física y mental. En el intestino se produce más del 90% de la serotonina, neurotransmisor del bienestar; por esta razón, entre otras, hace unos cuantos años es que al intestino se lo llama ‘segundo cerebro.” “Se está estudiando la eficacia y la seguridad de los prebióticos y los prebióticos en otras enfermedades, como la diabetes, el cáncer y la enfermedad cardíaca”.

Katherine Zeratsky de Mayo Clinic informó que no es necesario incluir en la dieta para estar sano. “Sin embargo, estos microorganismos podrían ayudar con la digestión y ofrecer protección contra las bacterias perjudiciales, tal como lo hacen las bacterias «buenas» ya existentes en el cuerpo”.

Prebióticos

Los productos lácteos fermentados, como el yogur y el kéfir (yogur búlgaro), se consideran simbióticos, porque contienen bacterias vivas y el combustible que necesitan para desarrollarse, los mismos se encuentran en las bananas, cereales, cebollas y soja entre otros.

El doctor Lisandro Pereyra, gastroenterólogo miembro del Servicio de Gastroenterología del Hospital Alemán y de la Sociedad Argentina de Gastroenterología, comentó que  los prebióticos son “fibras solubles o glúcidos complejos no metabolizados en el estómago ni en el intestino delgado, que alcanzan el intestino grueso donde son degradados por la microflora bacteriana, principalmente por las bifidobacterias y los lactobacilos”.

Omega 3

Virginia Busnelli (MN 110351), médica especialista en Nutrición, directora médica de CRENYF y directora Académica de CEAR, dijo “El omega 3 fortifica y defiende al organismo frente a enfermedades como diabetes, cáncer, depresión y deterioro cognitivo, así como de problemáticas cardiovasculares como fibrilación auricular, aterosclerosis, trombosis, inflamación y muerte súbita, entre otras. Uno de sus principales aportes es su capacidad antiinflamatoria, ya que mejora el funcionamiento de los vasos sanguíneos, mientras que también se ocupa de balancear los niveles de colesterol en el organismo y regula el trabajo de los glóbulos blancos que responden a los procesos inflamatorios del organismo.”

 Simplemente comer sano

Tim Spector es profesor de epidemiología genética del King’s College London y si bien solía tomar suplementos, hace seis años cambió de opinión. “En muchos casos, existe alguna evidencia experimental de que estos productos químicos en los suplementos actúan de forma natural en el cuerpo o como alimentos, pero no hay una buena evidencia de que cuando se administran en forma concentrada como tabletas tengan algún beneficio -señaló-. La evidencia reciente muestra que las dosis altas de algunos suplementos pueden incluso ser dañinas, como el calcio y la vitamina D, por ejemplo.”

Realfooding: Es un movimiento que está basado en concientizar a la gente   en comer comida real y evitar los ultraprocesados. “Alimentos reales” l se refieren a todo lo que no es procesado: carnes, rojas y blancas, huevos, frutas, verduras, legumbres, frutas secas, cereales.

 Ellos sugieren que en vez de consumir suplementos dietarios, usar las propiedades de los alimentos, aprendiendo a cocinarlos para que no los pierdan por una mala cocción. Por “alimentos reales” los especialistas suelen referirse a todo lo que no es procesado: carnes -rojas y blancas-, huevos, frutas, verduras, legumbres, frutas secas, cereales, todo tal como lo presenta la naturaleza.

 

 

Related posts

CABA: En abril comienza la campaña de vacunación antigripal

MIRÁ BUENOS AIRES

Durante la cuarentena , gran parte de los argentinos, aumentaron de peso

MIRÁ BUENOS AIRES

Especialistas advierten que la otitis también es muy frecuente en invierno

MIRÁ BUENOS AIRES