29 noviembre, 2022
Sociedad

Cruce entre Ciudad y Provincia por la flexibilización

El Ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, señaló, en relación a los dichos del Gobernador Bonaerense, que “No tendría sentido aislar a la Ciudad, es medio infantil”.

Dos factores fueron los que hicieron crecer la polémica entre ciudad y provincia: por un lado la flexibilización que se dio en el distrito porteño, y el crecimiento de casos de coronavirus. A partir de acá se dio el enfrentamiento entre la Provincia y la Ciudad. Por su parte, el Gobierno porteño provocó cruces entre funcionarios de ambas jurisdicciones. Especialmente entre los ministros de Salud de ambos distritos. A eso, se sumó que el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof y los intendentes bonaerenses también realizaron algunos cuestionamientos. Asimismo, el gobernador resaltó la relación con Horacio Rodríguez Larreta, y contó que se comunican diariamente, pero no se privó de criticar algunas medidas.

Ahora, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, se dispuso a criticar la idea de algunos funcionarios bonaerenses, en especial del ministro de Seguridad Sergio Berni, de aislar a la Ciudad por la suba de los contagios y la apertura que se hizo de la cuarentena.

Axel Kicillof, sostuvo que “Si en la Ciudad van a abrir los comercios, que no vaya a trabajar la gente de la provincia de Buenos Aires”.

En relación a estos dichos, Quirós, consideró que “es medio infantil” pensar que el cierre de distritos puede evitar la propagación del coronavirus. El Ministro de Salud Porteño sostuvo hoy que “no tendría sentido” aislar a la Ciudad y remarcó que “es medio infantil” pensar que cerrar jurisdicciones puede evitar la propagación del coronavirus, ya que explicó que el COVID-19 “tiene una contagiosidad que va más allá de pensamientos lineales, es muy complejo”.

Teniendo como ejemplo a la provincia de Córdoba, más precisamente en la ciudad centro que es la segunda más poblada del país, con 1,4 millones de habitantes. El 11 de mayo pasado, el gobierno municipal autorizó la vuelta de la mayor parte del comercio de cercanía, las mudanzas, las celebraciones religiosas y el trabajo de profesionales independientes. Ahora, sin embargo, se ha retractado. Durante los últimos tres días se registraron 55 casos positivos y las autoridades alertaron de un brote de “circulación comunitaria”. “Suspendemos la flexibilización. Los profesionales esenciales y la actividad industrial de la ciudad siguen”, dijo David Cardozo, ministro de Salud de Córdoba en una rueda de prensa.

Entre tanto en las provincias de Chubut y Río Negro se volvió a la fase uno de la cuarentena en dos ciudades de frontera conectadas entre sí, tras la aparición de dos nuevos casos. En la provincia de Buenos Aires, la ciudad de Chascomús, a 100 kilómetros de la capital también decidió “volver atrás” con la apertura de comercios y las caminatas recreativas tras el registro de cinco positivos de la covid-19. Lo mismo pasó en la vecina Castelli, donde la semana pasada se registraron los primeros tres casos de coronavirus.

Existe un dilema y una realidad que donde se complica especialmente es en la ciudad de Buenos Aires y los municipios de la provincia que la rodean, donde viven 15 millones de personas, un tercio de la población de Argentina. Las autoridades sanitarias han registrado allí el 80% de los casos positivos y es allí también donde son mayores las presiones de comerciantes e industriales para que se reinicien las actividades. El gobernador Axel Kicillof ha dejado en manos de los alcaldes la flexibilización de la cuarentena en sus respectivos distritos, mientras negocia entre dos fuegos con aquellos que piden el fin del confinamiento y los que exigen medidas más duras contra el virus. A las discusiones se ha sumado el Gobierno de la capital, de signo opositor, acusado de complicar el trabajo sanitario de la provincia. La semana pasada, la ciudad autorizó la reapertura de comercios pese a tener el mayor número de positivos del país y agregó “No podemos permitir que decisiones de la Ciudad pongan en riesgo a la población de la Provincia”, dijo el martes el gobernador Kicillof, quien considera que su par Larreta no toma en cuenta el traspase de población entre ambos distritos. Pese a la cuarentena, cada día ingresan a trabajar a la ciudad de Buenos Aires 1,7 millones de personas desde el conurbano bonaerense.

Por otra parte, Quirós también reconoció que “la mayoría” de los casos que se registraron en la Ciudad de Buenos Aires, que se confirmaron en las últimas horas, “son de los barrios populares”.

“La enfermedad corre primero y más rápido por algunos lugares: equipos de salud, geriátricos, barrios populares, gente en situación de calle. Es un tema temporal que hay que saber administrar muy bien”, detalló el funcionario.

Al respecto Quirós agregó: “Necesitamos entender cuántos del aumento de los casos de la Ciudad son una verdadera tendencia de la curva y cuántos es espuma que están representados por la actividad proactiva y la intensificación de testeos en los barrios populares”.

“Necesitamos clarificar eso para tener una posición clara de qué es lo que está pasando en la Ciudad”, concluyó el responsable de la cartera de salud de la ciudad.

Related posts

Por las restricciones, los comercios coparon las veredas

MIRÁ BUENOS AIRES

Línea de Créditos del Banco Nación para pymes de turismo

MIRÁ BUENOS AIRES

Llega el Mundial Qatar 2022 a DeporTV

MIRÁ BUENOS AIRES