3 diciembre, 2022
  • Inicio
  • Salud
  • Se podrían evitar los ACV consumiendo ají picante
Salud

Se podrían evitar los ACV consumiendo ají picante

Los Accidentes Cerebrovasculares y los ataques cardiacos, podrían evitarse gracias al consumo del ají picante.

Se descubrió que comer este tipo de ají, por lo menos 4 veces por semana, ayudaría a reducir el riesgo de tener una muerte prematura.

A pesar de su sabor picante, y de lo  que pueda producir a nivel estomacal consumir ají picante o chile, se sabe que con el tiempo produce muchos beneficios para la salud.

El médico Cardiólogo, Hernán Provera (MN 112.732) explica que “El compuesto responsable de estas propiedades saludables sería la capsaicina, que ayuda a regular la presión sanguínea, reducir el colesterol y disminuir la tendencia a la formación de coágulos. Además, actúa como antiinflamatorio y analgésico”.

La revista científica Journal of the American College of Cardiology, publicó un estudio donde se comprueba que el riesgo de morir de un ataque cardíaco se redujo en un 34% entre  aquellos que comían ajíes, por lo menos cuatro veces por semana. Asimismo se determinó que la muerte por accidente cerebrovascular se redujo a más de la mitad.

Por otro lado, se llegó a la conclusión que reduce el riesgo de muerte por cualquier causa en un 23%, si comparamos a las personas que no consumen este alimento.

María Laura Bonaccio, epidemióloga de Neuromed, una de las autoras de la investigación que “El aspecto más interesante es que la protección proporcionada por el chile es independiente del tipo de dieta adoptada en su conjunto, o si se come de manera saludable, o si se elige una dieta menos saludable, el efecto protector del ají es el mismo para todos”.

El ají picante tiene un componente que es bueno para la disminuir la inflamación y frenar la propagación de las células cancerosas. Anteriormente, diversos estudios ya habían confirmado que comer comida picante reduciría el riesgo de enfermedades vasculares.

Desde siempre existieron algunos mitos en torno a la comida picante. Muchos creen que provoca hemorroides, acidez estomacal o que puede causar contracciones en mujeres embarazadas. Sin embargo, diversos estudios científicos demuestran que el curry, por ejemplo, podría prevenir enfermedades degenerativas; otros, que el licopeno del pimiento podría ayudar a combatir enfermedades cardiovasculares, siendo una opción curiosa para la salud.

El consumo de ají reduce el riesgo de sufrir infartos y accidentes cerebrovasculares. Es un mito bastante extendido es que la comida picante provoca hemorroides. Esto no es cierto. Si una persona tiene hemorroides, debería evitar la comida picante para que su estado no se agravase. Pero no es el picante en sí el que provoca las hemorroides, entre otros síntomas.

Además de estas, existe otra creencia es que el picante podría provocar contracciones en mujeres embarazadas. La verdad es que no hay estudios científicos que lo demuestren. Tampoco se ha probado que exista una relación entre el consumo de picante y los partos prematuros.

Sí bien puede suceder, en cambio, que el picante reforzará los síntomas de la gastritis o de la acidez estomacal. De ahí que muchas instituciones de la salud recomiendan en sus informes evitar las comidas picantes cuando se padece gastritis o úlceras estomacales. Cómo el ají podría ayudar a reducir el riesgo de cáncer y enfermedades cardíacas. A su vez, los resultados de ciertos estudios científicos en roedores indican que la comida picante podría estar protegiendo la mucosa gástrica ante la ya denominada gastritis. Nuevas investigaciones en humanos serían necesarias para probar o desmentir esta información, cosa que como siempre es un ida y vuelta de información.

“A lo largo de los siglos, se asociaron propiedades beneficiosas de todo tipo con su consumo. Es importante ahora, que la investigación lo aborde de manera seria, proporcionando rigor y evidencia científica”, advierte Licia Lacoviello, profesora de la Universidad de Insubria en Varese, quien además confirmó que el chile es un componente muy importante en otras culturas, como la italiana.

Las investigaciones realizadas por el CyTA Journal of Food, la comida picante podría estimular el metabolismo. Al aumentar el calor corporal, aceleraría la velocidad con la que el organismo quema calorías. Incluso, otros estudios in vitro sugieren que este compuesto podría reducir el riesgo de desarrollo de ciertos tumores y que, además, sería antibacterial.

Hace poco, un estudio realizado en México, uno de los países donde se consume mayor cantidad de alimentos con picante, aporta que sería importante consumirlos con moderación, ya que las personas que consumen diariamente el equivalente a tres jalapeños o más tendrían mayores probabilidades de desarrollar cáncer de estómago.  Según el documento “Recomendaciones dietético nutricionales del Servicio Madrileño de Salud”, de la Comunidad de Madrid, cuando una persona presenta un proceso diarreico, la comida picante, sea cual sea, está contraindicada en la dieta, que deberá ser astringente en la mayoría de sus casos.

El cardiólogo Hernán Provera manifiesta que “Siempre hay que desconfiar un poco de los estudios que atribuyen a ciertas comidas propiedades casi milagrosas. Pero que una sustancia esté asociada a prevenir enfermedades, no deja de ser una buena noticia”. Y agrega que “Los chiles no son sustitutos de los medicamentos prescritos por el médico. Pueden ser un buen suplemento para quienes hallen agradable su intenso sabor”.

 

 

 

Related posts

Durante la cuarentena , gran parte de los argentinos, aumentaron de peso

MIRÁ BUENOS AIRES

Hurlingham: Inauguraron un centro de salud que implementa la historia clínica digital

MIRÁ BUENOS AIRES

La Ley de Etiquetados de Alimentos, tuvo media sanción del Senado

MIRÁ BUENOS AIRES