7 diciembre, 2022
Interes General Sociedad

Las Bibliotecas Escolares cada vez más presentes

Las Bibliotecas Escolares se encuentran creadas en las escuelas públicas de la Ciudad de Buenos Aires hace más  de 25 años. En ellas, desde hace algunos años está posicionándose desde otra mirada un protagonista en la educación, que si bien hace mucho tiempo que habita en el interior de nuestras escuelas, no siempre se le reconoció la gran influencia de su trabajo en las aulas. En sus principios era sólo “el de la hora del cuento”, también el que “le daba a los niños, un libro para llevar a casa” a quién me refiero en esta nota es al Maestro/a Bibliotecario/a.

Dentro de las paredes de las bibliotecas escolares no sólo se leen cuentos, leyendas, mitos, poesía, adivinanzas, trabalenguas, sino que en su interior, se encienden las luces de un escenario que emerge como desafío en donde se aprenden contenidos curriculares con la oportunidad que nos puede ofrecer la cultura escolar, pudiéndose convertir la biblioteca escolar, en un espacio de puertas abiertas y, si se quiere metafóricamente, en un mundo lleno de ventanas culturales que se abren con las llaves de lo virtual.

Debemos destacar que más de 500 bibliotecarios escolares argentinos convocados entorno a la transformación de sus bibliotecas en nuevos espacios de cultura digital para participar en la I Jornada de Bibliotecas Escolares de la Ciudad de Buenos Aires: “Bibliotecas escolares y cultura digital”.

Se destacó la presencia de la Sra. Ministra de Educación de la Provincia de Buenos Aires, Soledad Acuña, junto a la Sra. Lidia Brito, directora de la Oficina Regional de Ciencias de la UNESCO para América Latina y el Caribe, y Giuseppe Mancinelli, director regional adjunto de UNOPS, representantes de los organismos convocantes.

Entre la diversidad, expectativa, intercambio intenso entre los participantes fueron algunas de las características del evento, que contó con un panel internacional único. Se buscó con ello acercar al contexto de la provincia una visión conceptual innovadora, asì como tendencias globales actuales en materia de políticas educativas con impacto en las bibliotecas.

Destacamos que durante la actividad se abordaron los desafíos que enfrentan las bibliotecas escolares para transformarse en lugares de encuentro acordes a la sociedad del siglo XXI. Fue además la oportunidad de identificar experiencias regionales y locales que arrojan luz e inspiración en el camino hacia nuevos modelos de bibliotecas y/o liderado actividades pedagógicas que incluyan a toda la escuela y hagan uso de tecnologías digitales en sus prácticas.

En la jornada se abordó el rol de las bibliotecas escolares como agentes pedagógicos; la biblioteca escolar en la cultura digital; el libro electrónico y libro tradicional y nuevos espacios y dinámicas al interior de la biblioteca.

La actividad se enmarca en el Proyecto “Fortalecimiento de la Calidad de la Educación en CABA a través del Uso de la Tecnología y la Innovación” llevado a cabo por UNESCO Montevideo, UNOPS y MECABA, y representa una contribución al Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 de garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje para todos.

Ya pasaron varios años y en la actualidad existen muchos maestros bibliotecarios que se especializaron en las bibliotecas escolares. Cada vez son más visibles, continuamente demuestran su profesionalismo, capacitándose, y en el mundo, son los que gestionan y organizan la información para los usuarios.

Por eso, se puede corroborar que el maestro bibliotecario es visto con otros ojos, entre otras cosas como “curador de contenidos” por lo que las bibliotecas escolares están preparadas para colaborar con sus intervenciones y aportes en proyectos y secuencias didácticas.

En el transcurso de los años, docentes y bibliotecarios han trabajado conjuntamente lo que ha provocado la redefinición del lugar y la función de la biblioteca escolar en la escuela.

La biblioteca escolar, desde su característica de centro de documentación, se convirtió en el espacio de convergencia de las necesidades de información de la comunidad educativa.

Por eso trabajar dentro de las bibliotecas escolares puede ser mucho más entretenido, misterioso y enriquecedor. El maestro bibliotecario siempre encuentra la forma de generar el enigma, la duda necesaria para que no sólo los niños, sino también los adultos, despierten a ese pequeño Sherlock Holmes que todos tenemos adentro y desee saber e investigar un poco más.

En varias ocasiones se ve como los niños se mueven y se expresan con libertad en el espacio físico de las bibliotecas escolares y al concurrir a ellas, día tras días y año tras año, no sólo se encuentran con bibliotecas de estantes abiertos rodeados de cantidad de información, en distintos soportes, sino que ellos, usuarios de las mismas, ponen en movimiento el conocimiento.

Tanto los bibliotecarios escolares como sus usuarios cuentan, en mayor o en menor medida, con las Tecnologías de la información y de la comunicación (Tic) a su disposición, “combo” casi perfecto, que sin dejar de lado los libros impresos, podrán lograr un gran cambio en sus clases.

Anteriormente se ha dicho que el maestro bibliotecario es visto con otros ojos, entre otras cosas como “curador de contenidos” y por qué no, creador y organizador de su propio de material didáctico y constructor del “Blog de la biblioteca”, espacio virtual en el que publica y difunde recursos y herramientas que pone a disposición de la comunidad educativa para la tarea de cada día.

Un blog de la Biblioteca Escolar, en el nivel primario, puede estar constituido por una diversidad de materiales, experiencias, capacitaciones distritales, reflexiones y contenidos didácticos, que ofrece y difunde en forma periódica y actualizada, información necesaria y enriquecedora para el trabajo diario en las aulas.

Por otra parte, es un medio de comunicación entre la comunidad educativa y el alumnado, potenciando un aprendizaje activo, crítico e interactivo.

Por consiguiente es importante resaltar y reconocer que las bibliotecas escolares del presente contienen el espacio virtual en las pantallas de sus PC. Cada vez más el alumnado y también sus docentes  concurren a las mismas con sus computadoras para llevar a cabo las investigaciones y la recuperación de lecturas de textos impresos que no se pueden obtener por otros medios que no sea el digital, entre otras cosas.

En ellas se encuentra una gran oportunidad en el inicio de los cambios del paradigma que representa la sociedad digital, enfrentándose a nuevos desafíos que se convierten en una ocasión para repensar la cultura escolar y las prácticas de enseñanza-aprendizaje.

Por: Betina M. Garcìa

Related posts

Una mujer salvó su vida de milagro después de caer en las vías del subte

MIRÁ BUENOS AIRES

Hurlingham: Inauguraron un centro de salud que implementa la historia clínica digital

MIRÁ BUENOS AIRES

Comienza la vacunación para los mayores de 80 años

MIRÁ BUENOS AIRES