7 diciembre, 2022
  • Inicio
  • Sociedad
  • Escuelas privadas: Los docentes se oponen a la reapertura de sala de 5
Sociedad

Escuelas privadas: Los docentes se oponen a la reapertura de sala de 5

Los docentes de las escuelas privadas de la ciudad, se oponen a la vuelta a las aulas de los alumnos de sala de 5 años.

Luego del anuncio de parte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, sobre la vuelta a las aulas de los alumnos de sala de 5 años, docentes de escuelas y jardines privados, rechazan esa decisión.

Según informaron desde el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP), los docentes de escuelas y jardines de infantes privados rechazaron el protocolo presentado por el Gobierno porteño para reabrir las salas de cinco años a partir del lunes próximo.

Los docentes consideran que es “imposible” aplicar el distanciamiento social y el uso del tapabocas a niños de cinco años.

En tanto, SADOP emitió un comunicado donde señala: “Consideramos que no están dadas las condiciones sanitarias ni epidemiológicas y que llegado el caso es fundamental construir con todos los actores de la comunidad educativa un protocolo seguro y que garantice el cuidado de la salud de todos y todas”.

Por otra parte, explican que en el caso del nivel inicial la situación es aún peor, debido a la naturaleza de este nivel educativo.

Asimismo, desde SADOP indican que “Analizando el protocolo observamos que parece redactado por funcionarios que desconocen absolutamente el funcionamiento de una escuela infantil o de una sala de cinco años, donde el cuidado y el respeto de la distancia de dos metros es realmente imposible de sostener”.

Y el comunicado agrega que el protocolo “descansa sobre un posibilismo absoluto, especialmente en el sostenimiento de la distancia entre estudiantes y docentes, pero también en el uso del tapaboca”. Para el gremio “los niveles de autonomía en niños de cinco años son muy heterogéneos para que cada uno pueda ponerse y sacarse el tapaboca”.

Y se preguntan: “¿qué pasará cuando un niño no pueda colocarse el barbijo?, ¿por quién será asistido? y ¿cómo se sostiene el distanciamiento de dos metros en niños y niñas de esa edad?”.

“Otra vez, el apuro y el marketing político, le ganan a las políticas públicas del cuidado de la salud, ya no sólo de la comunidad educativa, sino de todos los vecinos y vecinas de nuestra Ciudad”, agrega el escrito de SADOP.

La secretaria de nivel inicial de UTE, María Ángeles Gutiérrez señaló, “Hoy en la mañana llegaron los protocolos y son exactamente los mismos que para los chicos de séptimo grado y quinto año. Los niños tienen que estar a dos metros de distancia entre ellos y de los maestros. No pueden compartir juguetes ni material didáctico” y se preguntó: “¿Qué clase de revinculación es esa? ¿Cómo se hace para que los chicos no se toquen y no compartan juguetes? ¿Qué hacemos si alguno de ellos se angustia? ¿Cómo lo tranquilizamos si no nos podemos acercar?” “Esta es una decisión que no tiene ningún beneficio para los chicos y sí los pone en riesgo, a ellos y a los maestros”.

Gutiérrez subrayó que el rechazo a la decisión ha sido “generalizado”. “Los maestros y también los supervisores”. Respecto de los padres, destacó que en una asamblea por zoom que hubo esta misma mañana con 200 maestros de nivel inicial todos manifestaron que las familias se mostraron en desacuerdo con la medida. La semana pasada Ademys difundió un relevamiento sobre la asistencia de los alumnos a las escuelas que ya habían reabierto. El resultado fue que sobre un universo potencial de 20.800 niños de séptimo grado habían asistido sólo 187. Estas cifras le darían sustento a los dichos de Gutiérrez sobre al rechazo del conjunto de la comunidad educativa a las reaperturas en este momento de la pandemia. Y disparan un interrogante: ¿cuál es la motivación del gobierno local si no responde a una demanda social ya que los padres no están llevando a sus hijos a las escuelas? y reflexionó “Quizás sea por una presión de las instituciones privadas. Están teniendo muchos problemas para sostener las matrículas. Se calcula que para el año que viene un porcentaje muy alto de los alumnos se pasarán de la educación privada a la pública”, le dijo a este medio Patricia Pines, docente de nivel inicial y referente del colectivo Vacantes para Todos en las Escuelas Públicas de la Ciudad.

Pines destacó que “de 17 mil personas que forman parte del grupo Vacantes, el 98% respondió que no va a mandar a sus hijos a la escuela en estas condiciones.  Cuando había menos de 100 casos por día se cerró todo y ahora que andan por los 700, aunque estén bajando, pretenden abrir”.

Otro tema que contempla el comunicado, refiere que hay escuelas de nivel inicial que “hoy no van a poder abrir porque tuvieron que cerrar sus puertas definitivamente. Y esto es responsabilidad exclusivamente de la Ciudad que no llevó adelante ningún tipo de programa real y efectivo para el sostenimiento de los puestos de trabajo”.

Related posts

Miles de personas visitaron el Festival de Café en la Ciudad

MIRÁ BUENOS AIRES

Inscripción al registro para continuar con los subsidios de electricidad y gas

MIRÁ BUENOS AIRES

Los parques se llenaron de runners en su primer día

MIRÁ BUENOS AIRES