9 diciembre, 2022
  • Inicio
  • Sociedad
  • El GCBA evalúa ofrecer ayuda a quienes quieran residir en el microcentro
Sociedad

El GCBA evalúa ofrecer ayuda a quienes quieran residir en el microcentro

Debido al impacto que tuvo la pandemia sobre el microcentro porteño, el Gobierno de la Ciudad, busca reactivarlo.

Para eso, impulsarán la “residencialidad” del microcentro, a través de una ayuda para quienes quieran mudarse a esa zona, para vivir.

Con la llegada de la pandemia, muchos de los que trabajaban en la zona del macro y microcentro, empezaron a realizar el trabajo desde sus hogares, por los que la zona se vio, imprevistamente afectada.

Lo mismo ocurrió con el sector cultural, turístico y gastronómico.

Álvaro García Resta, secretario de Desarrollo Urbano, señaló que “La pandemia aún está sucediendo, por lo tanto sentenciar un futuro para la zona del macro y microcentro porteño sería apresurado. Por un lado hay una tendencia que venía de antes que es un uso muy preponderante como zona de oficinas y una dinámica de la zona muy subordinada a eso. Y un suceso, que fue la pandemia, que hace que ese gran uso preponderante deje la zona desierta”.

Queremos generar una residencialización de la zona. El microcentro tiene un desafío adicional. Un edificio residencial se puede transformar en oficinas. Pero un edificio que nació para oficinas es más difícil de convertirse en viviendas. Estamos tomando acciones para entender el problema. Estamos en la segunda ola y todo se está reconfigurando”, explicó García Resta.

Y agregó que “El centro porteño es el lugar más interconectado con la ciudad, con el subte y el Metrobus. Es un lugar muy interesante, en cuanto a cultura y servicios. Es una zona donde tenés todo a 15 minutos”.

Por todo esto, es que el Gobierno Porteño busca transformar el centro, en zona residencial, y ofrecerá ayuda a quienes quieran vivir en forma permanente en la zona, como puede llegar a ser los más jóvenes y los adultos mayores. “Quizás no es ideal para una familia numerosa pero la tipología de los edificios de oficinas pueden adaptarse a departamentos para una o dos personas”, explicó el funcionario.

Si bien las nuevas propuestas y zonas criticas laborales por la pandemia como es el teletrabajo y la crisis económica hizo que las oficinas de la zona hayan quedado vacías: hoy se pueden encontrar edificios enteros sin ocupantes y muchos locales comerciales y restaurantes que tuvieron que bajar la persiana en forma definitiva. Desde el Gobierno porteño comenzaron a trabajar en un diagnóstico y una planificación para evitar una mayor degradación del centro porteño y analizan alternativas para que la zona pueda reconvertirse en un espacio de usos mixtos, con más presencia de viviendas.

Álvaro García Resta, secretario de Desarrollo Urbano explicó que el 63% del microcentro corresponde a oficinas: más de 600 parcelas de oficinas por cada kilómetro cuadrado (o 10 parcelas de oficinas por cada manzana en microcentro). En tanto, el espacio de viviendas es del 20% con menos de 200 parcelas de viviendas por cada kilómetro cuadrado (o tres parcelas de viviendas por cada manzana) y “La pandemia aún está sucediendo, por lo tanto sentenciar un futuro para la zona del macro y microcentro porteño sería apresurado. Por un lado hay una tendencia que venía de antes que es un uso muy preponderante como zona de oficinas y una dinámica de la zona muy subordinada a eso. Y un suceso, que fue la pandemia, que hace que ese gran uso preponderante deje la zona desierta”.

Y amplió, “Queremos generar una residencialización de la zona. El microcentro tiene un desafío adicional. Un edificio residencial se puede transformar en oficinas. Pero un edificio que nació para oficinas es más difícil de convertirse en viviendas. Estamos tomando acciones para entender el problema. Estamos en la segunda ola y todo se está reconfigurando”.

Para finalizar, Resta comentó que, “El problema de los centros urbanos ya lo tenían todas las grandes ciudades. Era importante pero no era urgente. Ahora se volvió un tema urgente. La ciudad vino tomando acciones que ahora tienen sentido, como las calles de convivencia, calles de prioridad peatón y sacar a los colectivos de las calles más pequeñas y llevarlos al Metrobus. Gracias a eso estamos mejor preparados para este cambio”.

En la actualidad, el 63% del microcentro son oficinas. Mientras que el espacio de viviendas es del 20%.

 

 

Related posts

Argentina reafirmó su pedido de financiamiento externo para la acción climática

MIRÁ BUENOS AIRES

Más de 2.300 tablets del Programa “Conectando con Vos”

MIRÁ BUENOS AIRES

Comienzan los III Juegos UFEDEM en el CeNARD

MIRÁ BUENOS AIRES