24 mayo, 2024
Sociedad

El Conicet es “la institución más meritocrática”

Según el grupo de arqueólogas, ninguno de estos hallazgos e investigaciones en curso podría sustentarse por afuera del sistema público de ciencia que impulsa y conserva el Conicet.

“Vivimos un tiempo donde todo tiende a mercantilizarse. Se valora vender un mejor servicio, y quizás algunas investigaciones no tienen esa lógica de venta o de valor monetario, pero sí valen mucho desde el punto de vista de la reconstrucción de la historia de un pueblo o de su reconocimiento cultural”, analizó Tivoli.

Para Butto, investigar a los pueblos originarios del Canal Beagle, por ejemplo, no solo tiene valor para las comunidades actuales, que tienen interés en sus ancestros y en su historia reciente, sino que permite un vínculo con otras instituciones, como Parques Nacionales, para generar la difusión de ese conocimiento a través de cartelería y que influya en la actividad turística.

“Sin el sistema público no sería posible investigar temas que en apariencia no son económicamente rentables, aunque a largo plazo pueden tener una utilidad de ese tipo”, aseguró Butto, mientras que Tivoli remarcó que la interrupción de ese sistema dejaría al país sin investigadores especializados que demandaron años de formación.

Por su parte Fiore, coordinadora del equipo, recordó que el Conicet es la organización que forma y sostiene más científicos en Argentina, siendo la institución que mayor conocimiento genera, en cantidad y calidad.

“Está rankeado internacionalmente como uno de los mejores organismos científicos del mundo y además es el más meritocrático de todo el país. Los postulantes a investigadores no solo presentan su currículum y publicaciones, sino que se analiza el proyecto de investigación por expertos en la materia, y ello -a su vez- es revisado por una comisión asesora de entre 15 y 17 miembros de carácter federal hasta llegarse a una orden de mérito que luego evalúa una junta de especialistas”, detalló.

También remarcó que una vez ingresado al sistema, un investigador es evaluado “por el resto de su vida académica, a través de informes anuales, primero, y cada dos años después. Desaprobar dos informes implica perder el cargo. Y para ascender en las distintas categorías de investigador también hace falta atravesar una instancia de evaluación”, puntualizó Fiore.

“Yo creo que la ciencia argentina es increíblemente barata, no porque se gaste poco sino porque se le asignan escasos recursos. A pesar de ello, la investigación argentina es reconocida en el mundo. Hace falta decirlo ahora para evitar la manipulación de la realidad”, concluyó la científica.

En el día de ayer, tres premios Nobel de Medicina, Michael Rosbash, Phillip Sharp y Edvard Moser, destacaron la excelencia científica del Conicet y sus investigadores a los que coincidieron en calificar con “el mayor respeto y admiración por sus logros”.

En el marco de la reciente entrega de los Premios Nobel, estos tres galardonados en Medicina destacaron la excelencia científica del principal organismo gubernamental que impulsa el desarrollo de la ciencia y la tecnología en la Argentina.

De acuerdo con el ranking internacional de instituciones científicas Scimago, el Conicet se ubica en el primer puesto de las instituciones gubernamentales con mayor impacto social en la región latinoamericana, y en el puesto trece entre 1.747 instituciones gubernamentales de todo el mundo.

Related posts

“Vacaciones divertidas”: De viaje con Héctor Germán Oesterheld

MIRÁ BUENOS AIRES

Se inauguró un nuevo tramo del Metrobus que une Retiro con La Boca

MIRÁ BUENOS AIRES

Herramientas para la Búsqueda de Empleo: segunda edición

MIRÁ BUENOS AIRES