3 diciembre, 2022
  • Inicio
  • Salud
  • Según estudios, cada vez más mujeres menores de 45 años sufrirían cáncer de mama.
Salud

Según estudios, cada vez más mujeres menores de 45 años sufrirían cáncer de mama.

Según un informe, las principales causas de que haya aumentado el cáncer en mujeres de menos de 45 años, a nivel mundial, serían la obesidad, la postergación de la maternidad, el sedentarismo, los cambios en la alimentación y algunos hábitos cotidianos de la vida moderna.

Por otra parte, se determinó que en los últimos 20 años hubo un aumento progresivo de la incidencia de esta enfermedad en toda Latinoamérica.

Es de vital importancia que se realice una detección temprana y los controles de rutina para tener a este mal bien sitiado. El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cáncer en mujeres de países desarrollados y en vías de desarrollo, corresponde al 21% de las muertes por tumores malignos.

La doctora Verónica Sanchotena (MN114425), miembro de la Sociedad Argentina de Mastología (SAM), señaló que “El cáncer de mama es una patología que se diagnostica mayormente a partir de los 50 años, presentándose con dos picos de mayor incidencia: uno a esta edad y otro alrededor de los 71 años. Pero, desde hace tiempo, colegas y pacientes sostienen que cada vez se diagnostican más casos de cáncer de mama en mujeres jóvenes”.

Además, Sanchotena afirmó que “Más del 10 % de los casos diagnosticados y más del 10 % de las muertes por cáncer de mama se dan en pacientes menores de 45 años. En los últimos diez años se ha detectado un aumento de los casos diagnosticados de un 2%, 5% y 8,5% en las franjas de edad de 30 a 34 años, 35 a 39 años y 40 a 44 años respectivamente”. Y aseguró que “Según las conclusiones de un estudio sobre cáncer de mama en Argentina (PROYCAM 2012), cerca del 25% de los casos de cáncer de mama se presentan por debajo de los 50 años.

Por otro lado, el doctor Luciano Cassab ( MN79867) miembro de la Sociedad Argentina de Mastología y jefe de Mastología del Hospital Prof. Dr. César Milstein (ex Hospital Francés) señaló que “Si bien los antecedentes familiares de cáncer de mama u ovario suelen ser factores de riesgo muy importantes, el llamado cáncer de mama genético o hereditario, no es el más frecuente ya que representa sólo el 15% de todos los cánceres de mama diagnosticados, mientras que el 85% restante de los casos son lo que se denomina cáncer esporádico”.

En el caso de Argentina no escapa a este panorama sombrío : el Observatorio Global del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que el cáncer de mama es el de mayor magnitud y frecuencia en la mujer, ya que representa el 17% de todos los tipos de cáncer en la Argentina. En nuestro país, se diagnostican más de 19.000 casos por año y mueren alrededor de 6.000 personas como consecuencia de esta enfermedad que, tratada en sus estadios iniciales, tiene posibilidades de curación en el 90% de los casos, un porcentaje alentador.

La doctora Verónica Sanchotena, miembro de la Sociedad Argentina de Mastología (SAM).“El cáncer de mama es una patología que se diagnostica mayormente a partir de los 50 años, presentándose con dos picos de mayor incidencia: uno a esta edad y otro alrededor de los 71 años. Pero, desde hace tiempo, colegas y pacientes sostienen que cada vez se diagnostican más casos de cáncer de mama en mujeres jóvenes”. “Más del 10 % de los casos diagnosticados y más del 10 % de las muertes por cáncer de mama se dan en pacientes menores de 45 años. En los últimos diez años se ha detectado un aumento de los casos diagnosticados de un 2%, 5% y 8,5% en las franjas de edad de 30 a 34 años, 35 a 39 años y 40 a 44 años respectivamente”. Según las conclusiones de un estudio sobre cáncer de mama en Argentina (PROYCAM 2012), cerca del 25% de los casos de cáncer de mama se presentan por debajo de los 50 años”.

El doctor Luciano Cassab ( MN79867) miembro de la Sociedad Argentina de Mastología y jefe de Mastología del Hospital Prof. Dr. César Milstein, ex Hospital Francés, explicó, “Si bien los antecedentes familiares de cáncer de mama u ovario suelen ser factores de riesgo muy importantes, el llamado cáncer de mama genético o hereditario, no es el más frecuente ya que representa sólo el 15% de todos los cánceres de mama diagnosticados, mientras que el 85% restante de los casos son lo que se denomina cáncer esporádico”.

Sanchotena explicó, “El nivel de estrés, los factores ambientales y dietarios -en especial la calidad de la alimentación: la utilización de conservantes, estabilizantes, edulcorantes, el alto contenido de grasas y azúcares en algunos regímenes-, el consumo de alcohol y otras sustancias nocivas generan un impacto a nivel genético, cerrando el círculo de sucesos involucrados en la carcinogénesis”.

La doctora María Eugenia Azar explicó, “La exposición prolongada a las hormonas del ovario, menarca temprana y menopausia tardía aumentan el riesgo de padecer cáncer de mama, pero especialmente luego de la menopausia. No se ha podido identificar a los factores hormonales como predisponentes importantes del cáncer de mama en mujeres jóvenes”. Azar es médica del departamento de Mastología del Instituto Angel H. Roffo y miembro de la Sociedad Argentina de Mastología.

Cassab afirma, “Antiguamente se señalaba como uno de los factores de riesgo para cáncer de mama a la nuliparidad en contraposición a la multiparidad. Es decir, la nuliparidad es cuando una mujer no ha tenido hijos y la multiparidad cuando ha tenido varios partos. Hoy se sabe que el riesgo aumenta después de los 30 años sin haber concebido. En la actualidad, el cambio social debido a necesidades laborales, estudios, mayores oportunidades para la mujer, obligó a postergar el deseo de maternidad temprana y el consiguiente aumento del riesgo”.

Existen también muchos compuestos químicos presentes en cosméticos, plásticos, insecticidas, detergentes, pesticidas, resinas, envases y otros productos de uso cotidiano que contaminan el medioambiente y que, incorporados al organismo, afectan su equilibrio hormonal. ”Los llamados disruptores hormonales, como parabenos, los bifenilos, los organoclorados, las diosminas, entre otros, se acumulan en la grasa pudiendo estar relacionados con el aumento del cáncer de mama. También estas sustancias tóxicas actúan modificando genes, lo que llamamos epigenética, y son causantes del aumento de la incidencia de cáncer. Estas sustancias están presentes en mucho de lo que comemos, bebemos, vestimos y respiramos. Llevar una vida lo más saludable posible es la mejor manera de protegerse”, recomendó Azar.

En relación a lo que ocurre en Argentina, las estadísticas no varían mucho. Según el Observatorio Global del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el cáncer de mama representa el 17% de todos los tipos de cáncer en la Argentina. En nuestro país, se diagnostican más de 19.000 casos por año y mueren alrededor de 6.000 personas como consecuencia de esta enfermedad que, tratada en sus estadios iniciales, tiene posibilidades de curación en el 90% de los casos.

Related posts

La Comisión de Discapacidad exige que funcione de manera permanente de asesoramiento

MIRÁ BUENOS AIRES

Senadores dictaminan a favor de declarar el Día Nacional de la Fibromialgia

MIRÁ BUENOS AIRES

Hurlingham: Inauguraron un centro de salud que implementa la historia clínica digital

MIRÁ BUENOS AIRES