7 diciembre, 2022
Sociedad

Larreta visitó el Centro de Operaciones de Emergencias

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos aires, Horacio Rodríguez Larreta, visitó el Centro de Operaciones de Emergencias.

Este centro es el punto clave para el operativo de búsqueda de “contacto estrechos” de personas con covid19 positivos, que consta de 120 trabajadores y donde se realizan mil entrevistas por día.

El COE (Centro de Operaciones de Emergencia) depende del Ministerio de Salud porteño, y se encuentra en la calle Monasterio 480. Es el responsable se de realizar el seguimiento de los llamados “contactos estrechos” de personas con COVID-19 positivo, dentro de la Ciudad de Buenos Aires.

Mediante un equipo de casi 120 personas, que se suman a los 68 operadores y a voluntarios de la Universidad de Buenos Aires (UBA), el COE realizan diariamente unas mil entrevistas telefónicas.

Uno de los coordinadores del COE, Julio,  relata que “la intención de la búsqueda del contacto estrecho es poder cuidarlos durante 14 días que pueden estar contagiados, y si aparece algún síntoma, guiarlos para saber cómo deben actuar, atenderse rápidamente y no poner en riesgo ni su salud ni la de su familia”.

Y agrega que “La entrevista epidemiológica tiene que ser empática, le tenemos que explicar al caso confirmado lo importante que es poder cuidar a sus contactos estrechos”.

Por otra parte, Paula, coordinadora del COE, cuenta cómo es el seguimiento que realizan desde el centro, a partir de la recepción de la información de casos positivos. “La persona que se confirma o tiene un hisopado puede hacérselo a través de un efector público o privado” dice Paula.

“Eso se notifica en el Sistema Nacional de Vigilancia de Salud, porque es una enfermedad de notificación obligatoria, y nos llega este listado. A partir de ese listado, nosotros planeamos la entrevista con diferentes condimentos. Tenemos una entrevista diferenciada para el personal de salud y una entrevista para el vecino de la Ciudad de Buenos Aires” detalla la coordinadora.

Haciendo referencia a los pasos a seguir por el infectado, sería la primera comunicación consiste en una breve encuesta para evaluar la situación sanitaria y corroborar si presentan síntomas compatibles con el virus. Si la respuesta es afirmativa, se le pide al vecino que se acerque a la Unidad Febril de Urgencia (UFU) más cercana a su domicilio, donde se le hace el hisopado para saber si está infectado. Si da positivo de COVID-19, es derivado según sus necesidades a un hospital los pacientes graves o moderados como también a un hotel los pacientes leves. Si, por el contrario, la persona no manifiesta tener síntomas, se le indica el aislamiento preventivo por 14 días y se continúa con un seguimiento diario para evaluar su evolución y asistirlo en caso de que lo necesite el contagiado por coronavirus.

Una vez pasado ese período, se da por concluido su seguimiento y el vecino debe continuar con el resguardo de acuerdo a la fase de cuarentena vigente. Actualmente, hay 4.029 personas consideradas “contactos estrechos” de casos confirmados que están en seguimiento. Para hacer las entrevistas epidemiológicas el Ministerio de Salud cuenta con un equipo de casi 120 personas, que se suman a los 68 operadores y a voluntarios de la Universidad de Buenos Aires.

Los representantes del Ministerio de Salud consultan sobre la situación sanitaria y emocional de la persona; si está cumpliendo con el aislamiento social; si hay otras personas con las que esté compartiendo el aislamiento y en qué condiciones; los cuidados domésticos generales (cómo sacar la basura, qué tratamiento darle a los productos comprados), y gestión de necesidades básicas. Uno de los coordinadores del COE, explica que “la intención de la búsqueda del contacto estrecho es poder cuidarlos durante 14 días que pueden estar contagiados, y si aparece algún síntoma, guiarlos para saber cómo deben actuar, atenderse rápidamente y no poner en riesgo ni su salud ni la de su familia”.

Pero el la operativa del centro va cambiando conforme avanza el coronavirus. En este sentido, Paula comenta que “El primer escenario fue el caso importado y con el correr de los días fue mutando y pasamos a un contacto estrecho, o sea, aquella persona que había contraído la enfermedad y contagiaba a alguien con el cual vivía. Hasta que llegó un momento que no pudimos establecer más el nexo epidemiológico y pasamos a una transmisión comunitaria, cuando la persona no puede identificar cómo se contagió”.

Related posts

La legislatura Porteña tratará la exención impositiva para el sector gastronómico

MIRÁ BUENOS AIRES

Un detenido en Palermo por circular con una moto robada

MIRÁ BUENOS AIRES

Según el Mapa del Ruido porteño, la esquina más silenciosa de Boedo está en Loria y Salcedo

MIRÁ BUENOS AIRES