5 diciembre, 2022
POLITICA

CABA: el presupuesto 2020 promueve cambios en el ABL

El proyecto de Ley del Presupuesto 2020 entró a la Legislatura Porteña, para ser tratada el próximo jueves.

Plantea una serie de cambios en el ABL, Consenso Fiscal, inversión en áreas sociales, gastos, Plan de Inversiones, financiamiento y Plan Integral de Seguridad Pública.

Según allegados al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, se trataría de un plan “financieramente equilibrado, con Déficit Cero y estimado en $ 480.833 millones”.

El proyecto será presentado, en principio, el miércoles en la comisión de Presupuesto con la presencia del ministro de Hacienda del Gobierno de la Ciudad por Martín Mura, y se estima que el jueves ya se esté tratando en el recinto.

El proyecto de ley, fue presentado este lunes, y plantea: “Tal como sucede desde hace 12 años, se continuará priorizando la inversión en las áreas sociales: Educación, Salud, Desarrollo Social, Vivienda y Cultura representan el 50,4% del presupuesto total”.

Desagregando las formulaciones de la norma, la misma pone empeño en lo relacionado a los recursos, impuesto inmobiliario / ABL (Alumbrado, Barrido y Limpieza), Consenso Fiscal, gastos, inversión en áreas sociales, Plan Integral de Seguridad Pública, Plan de inversiones y financiamiento.

La medida indica, en relación a la infraestructura, que: “La inversión en infraestructura en la Ciudad para el 2020 asciende a $ 81.167 millones, en el orden del 16,8% del gasto total, manteniendo así el nivel histórico de inversión de los últimos años”.

Y además, en cuanto a seguridad agrega que “La mayor preocupación de los vecinos continúa siendo la Seguridad. En consecuencia, para el 2020, la Ciudad destinará un 45% más de presupuesto para la Policía de la Ciudad y el Plan de Seguridad Integral”.

Sin dudarlo se especula con la demora del envío “cuestionada desde la oposición de la Ciudad” afectará a su vez la realización de la ronda de visitas de funcionarios a la Legislatura que habitualmente se efectúa a fin de brindar detalles de lo gastado durante 2019 y el plan para el año próximo o sea el 2020.

Si bien el gobierno porteño ofrecerá sólo un informe, a cargo del ministro de Economía, Martín Mura, el miércoles 27; y dos días después se reunirá la Comisión de Presupuesto para discutirlo y, probablemente con la firma del oficialismo, girarlo al recinto para la sesión del 5 de diciembre entre tanto en el 2019, el presupuesto fue estipulado en $321.457 millones; no obstante la Legislatura aprobó, en julio y noviembre, dos ampliaciones de $37.000 millones y $18.000 respectivamente, de manera anual y ordenada.

En su presentación para 2020, el Gobierno local sostiene que “es un presupuesto financieramente equilibrado, con superávit económico y primario, formulado con las mismas variables macroeconómicas proyectadas por el gobierno nacional: una variación de la actividad económica de 1%, un tipo de cambio promedio de $67,1 y un nivel de inflación de 34%” además “considerando este escenario, se elaboró por tercer año consecutivo un presupuesto con Déficit Cero, con un cálculo de gastos y recursos por $480.833 millones”, agrega y señala que, “tal como sucede desde hace 12 años, se continuará priorizando la inversión en las áreas sociales: Educación, Salud, Desarrollo Social, Vivienda y Cultura representan 50,4% del presupuesto total que se expone”.

Por otra parte, se anunció la modificación de la metodología para medir la tasa del “Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL)- Impuesto Inmobiliario” que se cobra por los inmuebles, cuyo pago se divide en 12 cuotas mensuales y se compone por una tasa retributiva de igual monto para todos los contribuyentes y otra progresiva y con alícuotas fijadas en función del valor fiscal de la propiedad.

Si bien se pronostica que en el 2020, en lugar de calcular con la inflación pasada -52% interanual-, la actualización de este impuesto estará en línea con la inflación del año próximo y la cuenta se realizará mensualmente y de manera progresiva, por lo cual no se puede estimar cuál será, con anticipación, la suba que percibirá cada vecino. En el proyecto el Ejecutivo señaló que “la Ciudad renovará los vencimientos de deuda que vencen el año próximo y que alcanzan los $29.980,3 millones” y prevé “continuar con los desembolsos de los financiamientos para obras de infraestructura provenientes de los organismos multilaterales de crédito, que alcanzarán los 350,8 millones de dolares”.

Además, detalla las inversiones que hará, por ejemplo, en materia de Seguridad, área a la cual destinará $75.820 millones “para seguir dotando a las fuerzas de seguridad del equipamiento, la indumentaria y la tecnología necesaria” y con respecto a los cambios que promueve en referencia al impuesto ABL, la ley se define: “El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires modificará la metodología para calcular el impuesto inmobiliario. En lugar de calcularlo con la inflación pasada (que fue del 52% interanual), para el año 2020 la actualización de este impuesto estará en línea con la inflación del próximo año”.

Y agrega que “Los vecinos que paguen el impuesto anual por adelantado tendrán un ajuste de sólo el 15%, pago que conllevará un efecto cancelatorio total. Aquellos contribuyentes que sean buenos cumplidores pagarán en Enero 2020 un 6,6% menos que en Diciembre 2019. Este beneficio responde a que esta categoría obtiene una quita anual del 10%. En cambio, aquellos que no figuren en la categoría de buenos cumplidores, recibirán en Enero 2020 un aumento del 3,4% con respecto a Diciembre 2019”.

Related posts

Transferencias desmedidas de Macri a la ciudad durante su gestión

MIRÁ BUENOS AIRES

AMEP repudia enérgicamente el atentado contra la vicepresidenta de la Nación Argentina

MIRÁ BUENOS AIRES

Axel Kicillof reinauguró un sanatorio de la Unión Obrera Metalúrgica

MIRÁ BUENOS AIRES