3 diciembre, 2022
Interes General Sociedad

Los números de la pandemia son muy similares al momento del inicio de la misma

Fernán Quirós, ministro de Salud porteño, , destacó la caída de casos de coronavirus en CABA, pero dijo que Argentina “es uno de los países con más mortalidad”. Además subrayó hoy la caída a registros mínimos de casos de coronavirus en la Ciudad de Buenos Aires, ya que se encuentran “por debajo de los números de la primera ola” desde noviembre del año pasado, aunque reconoció que Argentina “es uno de los países que ha tenido más mortalidad” en la pandemia. Cómo sigue la vacunación de segunda dosis para quienes recibieron Sputnik V, AstraZeneca y Sinopharm

El funcionario porteño afirmó que los datos epidemiológicos indicaban como “punto más bajo el mes de noviembre” de 2020, y ahora se quebró ese piso, donde el sistema público de camas está en el orden del 15% por ciento de ocupación. Sobre este dato si bien alertó que no está descartada la llegada de una nueva ola de contagios dijo que: “Nosotros venimos de la ola que se anticipó en invierno con abril y mayo, lo que estamos viendo es un largo descenso de aquella ola”.

Sobre la variante Delta, en una entrevista con el programa radial “De acá en más” de Urbana Play, comentó que “La experiencia demuestra que la variante Delta, cuando intensifica su transmisión, genera otra ola. No hay nada para pensar que no pasaría acá. Es posible que no evitemos la ola de enfermos, pero ya esa altura el daño podría ser inferior de casos graves” a través de la vacunación.

Consultado sobre su evaluación por la cantidad de fallecidos a raíz de la pandemia, Quirós indicó que es “muy complicado comparar mortalidad y casos entre países tan diversos”, entre ellos factores demográficos, geográficos y de recursos, aunque reconoció Argentina forma parte del “grupo de países que ha tenido más mortalidad de coronavirus”.

Asimismo, descartó la idea de “fracaso” de las políticas sanitarias implementadas por el Gobierno nacional: “Se hacen adjetivos demasiado simplistas para esta complejidad. La pandemia en Argentina tiene aspectos que deberían haberse hecho mejor, como una mayor claridad en la estrategia de casos sospechosos e intensificar los testeos, pero me parece que es demasiado fuerte decir fracaso. La cultura argentina es un poco categórica, suele poner etiquetas, tenemos que evolucionar un poco en el debate”.

En cuanto a la campaña de vacunación el titular de la cartera sanitaria porteña expresó que como país “estamos en el grupo medio cuando se mira globalmente”, pero resaltó: “Esperábamos una campaña de vacunación más precoz y se fue demorando”. Por parte del distrito que está a su cargo, sobre la estrategia de inoculación, según precisó Quirós, continuará esta semana con el grupo de las 60 mil personas que cumplieron los 90 días desde que aplicaron la primera dosis de Sputnik V, y se “van a aplicar una parte significativa de ellas entre el jueves y viernes”, señaló.

Además, comentó que quienes se encuentran en AstraZeneca solo con una dosis hay unas “140 mil personas en espera”, que recibirán llamados para turnos entre el “sábado, domingo y lunes” y lo mismo ocurrirá para completar el esquema de Sinopharm, un grupo que se calcula en 120 mil personas. Y agregó que “El esquema vacunatorio en la Ciudad de Buenos Aires tiene la franja de mayores de 60 que recibieron Sputnik, los de edad media que recibieron AstraZeneca, y la franja joven con Sinopharm. Es un esquema razonable de aplicación. Cada una de ellas mostró su mejor impacto”. Hasta el momento, en todo el país, son casi 5 millones los argentinos que todavía no se aplicaron ni una sola dosis contra el COVID-19. Es una minoría, ya que el 84% de los mayores de 18 años ya recibió al menos una vacuna, pero constituye un grupo clave para lograr la inmunidad colectiva, que en otros lados del mundo todavía cuesta creer que es posible.

Alertó también sobre los cuidados ante la presunta mejora de la situación sanitaria Quirós, donde hizo incapié que frente a un escenario de flexibilizaciones y descenso de contagios, pero de alerta por la variante Delta, instó a la ciudadanía a no relajarse y planteó que el barbijo tendrá que seguir siendo obligatorio: “No es momento de dejar de usarlo, hay que ser muy prudentes”.

Related posts

La nueva plataforma web del programa “Buenos Aires Aprende”

MIRÁ BUENOS AIRES

Conmoción en el ámbito educativo por el fallecimiento de otro docente tras las clases presenciales en CABA

MIRÁ BUENOS AIRES

Argentina: La fase III de la vacuna “va a incluir 3.000 voluntarios”

MIRÁ BUENOS AIRES