Uso de lámparas LED: consume menos energía y ahorra en gasto de mantenimiento

0
70

Duran más tiempo, producen una luz más nítida y generan poca emisión de calor. También son seguras y ecológicas, ya que no contienen compuestos muy tóxicos.

El sistema LED, que cuenta con 160.000 luminarias y evita la emisión de 44.000 toneladas de dióxido de carbono por año en la Ciudad, consume un 50% menos de energía, ahorra un 30% en gasto de mantenimiento, es más eficiente, duradero y sustentable.

Justamente, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunciará este miércoles que Buenos Aires es la primera capital de América Latina con alumbrado público 100% LED, gracias al cumplimiento del compromiso de Gobierno “Iluminación LED en todas las calles”.

Esta tecnología también permite controlar todas las luminarias de la Ciudad desde un tablero de control centralizado. Desde esta plataforma de telegestión se puede bajar la intensidad de la luz y detectar las luminarias con fallas, monitorear cada punto de luz de la red de manera individual y programar posibles reemplazos o futuras tareas de mantenimiento.

Buenos Aires es la primera capital de América Latina con alumbrado público 100% LED.

 

Al ser mucho más potentes que las lámparas tradicionales, brindan una mayor seguridad a todos los vecinos: la luz blanca LED favorece el reconocimiento facial y la correcta percepción de los colores, no solo a simple vista, sino también en las cámaras de video vigilancia.

Las lámparas LED duran más tiempo, producen una luz más nítida y generan poca emisión de calor. También son mucho más seguras y ecológicas, ya que no contienen compuestos muy tóxicos como el mercurio que tiene la tecnología “bajo consumo”.

En mayo de 2013 comenzó en la Ciudad el programa de recambio LED. En ese momento Buenos Aires tenía 125.000 luminarias. Hoy hay instaladas 160.000 luminarias LED y para fin de año habrá 1165.000.

Para producir este cambio fue necesario realizar en la Ciudad obras de mejora en infraestructura, además de sumar luces y columnas en áreas deficientes.

En mayo de 2013 comenzó en la Ciudad el programa de recambio LED.

Consejos para que los vecinos ahorren energía en sus casas

  • Apagar las luces que no se usan.
  • Aprovechar al máximo la entrada de la luz natural en las casas.
  • Correr las cortinas durante el día para que ingrese luz natural.
  • A la hora de comprar cortinas nuevas, elegir colores claros ya que mejoran el ingreso de luz.
  • Limpiar los artefactos y las lámparas. La suciedad que se acumula las vuelve ineficientes.
  • Cambiar las lámparas incandescentes, halógenas y fluorescentes (de bajo consumo) por lámparas LED. Son la última tecnología disponible, consumen menos y duran más.
  • Al hacer una instalación nueva, sectorizar bien la iluminación artificial incorporando interruptores independientes para alumbrar sólo las zonas necesarias durante el día.
  • En caso de pintar paredes y techos, usar colores claros, vas a necesitar menos luz para iluminar.
  • En la iluminación exterior, usar fotocélulas que detectan los distintos niveles de luz natural y permiten que la luz artificial se encienda solo si es necesario.