La Ciudad contra el acoso callejero

0
77

A través de diferentes iniciativas, se trabaja para erradicar esta problemática y para brindar asistenica y contención a las mujeres que la sufren.

El acoso callejero es la forma más naturalizada, invisibilizada y legitimada de violencia contra las mujeres. Es un primer eslabón de una larga cadena de violencias, que como todas, se basa en una relación desigual de poder entre los géneros. Son prácticas sutiles pero profundas que, en la relación asimétrica entre los géneros, refuerzan la dominación simbólica de la mujer.

Se manifesta a través de silbidos, ruidos de besos, bocinazos, frases y gestos obscenos, roces intencionados, miradas intimidantes, tocamientos, masturbación, exhibicionismo, seguimientos con fin sexual y abuso. Este tipo de acciones produce en las víctimas sensaciones muy negativas, como miedo, estado de alerta, bronca, asco, baja autoestima y estrés. Además, en ciertos casos, genera en ellas un cambio de hábitos, como la evitación de lugares, la alteración de la rutina y la modificación de la vestimenta.

En 2015, la Ciudad de Buenos Aires sancionó la Ley N° 5.306, convirtiéndose en la primera jurisdicción de la Argentina en sancionar una ley sobre Acoso Callejero. Asimismo, en 2016 se incorporó el acoso sexual en espacios públicos y privados de acceso públicos al Código Contravencional de la Ciudad de Buenos Aires a través de la Ley N° 5.742.

En Argentina, encuestas indican que el 100 % de las mujeres sufrió acoso callejero al menos una vez en su vida. Según el estudio «Ella se mueve segura» del Banco de Desarrollo de América Latina y datos de organizaciones de la sociedad civil, todas las mujeres en argentina declaran haber sido víctimas de acoso callejero por lo menos una vez. Asimismo, los datos indican que el 70 % recibió comentarios sobre su apariencia, al 37 % un hombre le mostró sus partes íntimas, a 3 de cada 10 las tocaron con intención sexual en la vía pública, 9 de cada 10 mujeres sufrió 2 o más situaciones de acoso en el transporte público.

En 2018, en la Ciudad, las denuncias por acoso sexual callejero aumentaron un 50 % y por exhibiciones obscenas más del 40 %.

Para trabajar contra el acoso callejero, el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat, a través de la Dirección General de la Mujer, diseña estrategias de asistencia y acompañamiento a mujeres que han sufrido violencia sexual a través de entrevistas de orientación, abordaje psicológico individual, entrevistas de orientación a familiares y derivación para asesoramiento legal.

Para solicitar asistencia, se puede llamar a la Línea 144, concurrir a alguno de los Centros Integrales de la Mujer o comunicarte con el equipo del programa contra el acoso callejero en Piedras 1281, 1º piso, de lunes a viernes de 8 a 15 (teléfono: 4300-8615, correo electrónico: [email protected]).