Festeja San Lorenzo

0
210

Reclaman los empleados: Carrefour cierra en Boedo y recorta 170 puestos

La empresa se había comprometido a reubicar a los trabajadores. Pero en lugar de ello ofrece retiros “voluntarios” para negociar las desvinculaciones sin hablar de despidos.

La vuelta del estadio de San Lorenzo a Boedo genera reacciones diversas. Celebran los hinchas que reclaman hace años el regreso al barrio, se quejan los vecinos que deberán convivir con el club y, ahora, lo padecen también los 170 trabajadores despedidos en el marco del cierre del supermercado Carrefour.

La sede de Boedo de Carrefour cerrará en mayo, para concretar la devolución de terrenos. Según consignó Ámbito Financiero, el CEO local de la compañía francesa, Rami Baitieh, les comunicó personalmente ayer a sus trabajadores que ese local dejará de funcionar, como lo exige la ley aprobada en la Legislatura porteña para devolver al club San Lorenzo su ubicación en Boedo.

La empresa se había comprometido a reubicar a los trabajadores. Pero en lugar de ello ofrece retiros “voluntarios” para negociar las desvinculaciones sin hablar de despidos. La compañía intenta así dejar sin trabajo a unas 170 personas pese a que la letra de la ley que establece que los empleos deben ser garantizados.

Habrá plazo hasta el 10 de mayo para sumarse a un retiro “voluntario”. Quienes lo acepten cobrarán la indemnización que marca la ley más un plus de 75%. En tanto, las persianas del supermercado de bajarán el día 5.

“No es una decisión que ustedes tomaron ni es una decisión que yo tomé. A mí me cuesta mucho cerrar una tienda; mi trabajo es abrir tiendas y crear puestos de trabajo. Ahora estamos en una situación en la que no tenemos otra opción”, planteó el empresario en su discurso ante los empleados, como se ve en un video que se filtró.

Fuentes de la empresa aseguraron a Ámbito Financiero que aún no se decidió qué sucederá con quienes no acepten el retiro voluntario.