Aumento de consumo de carne aviar y porcina

0
248

El consumo de carne bovina en Argentina, comienza a equilibrarse con el de pollo, costillitas y bondiola de cerdo.

Se ha llegado a un promedio de casi 60KG anuales por habitante, y una demanda similar a los bifes, carne picada y asado.

La producción y demanda de carne avícola, ha ido en constante crecimiento., tal es así, que si nos remontamos a 15 años atrás, el consumo de carne aviar oscilaba cerca de los 25KG por persona, y ahora supera los 45.

En esto, influyó la gran reducción bovina entre 2008-2010, donde se perdieron 10 millones de cabezas por sequía y la intervención del gobierno con respecto a su comercialización.

En el caso de los porcinos, el faenamiento trepó hasta 6,4 millones de cabezas, con un aumento del 7,3% comparado con el año 2016.

Además podemos informar que las exportaciones bovinas se incrementaron en un 56% pero son muy inferiores (algo más de 3.500 toneladas) a la cantidad que se importa, que es utilizada por fábricas de embutidos y chacinados.

Según lo establecido por Coninagro, respecto al sector porcino, destaca que en estos últimos 5 años, su consumo aumentó a una tasa del 10% anual en el país.

El 70% del stock porcino se concentra en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, en la región central del país. En esta tendencia tiene un peso central la cercanía con la zona maicera, ya que el cereal es el principal insumo de la ración de engorde.

En los últimos años, también se instalaron granjas importantes en el centro de Chaco, noreste de La Pampa, centro de San Luis, Salta y Formosa.