“Alivio” entre los padres separados por el permiso para trasladar a sus hijos

0
83

La norma fue emitida por el Gobierno el 1° de mayo. Sin embargo, admitieron que “en la práctica” ya habían buscado la forma de alternar el cuidado de los niños.

 Padres separados y abogados de familia destacaron la autorización del gobierno nacional para trasladar a los hijos de un hogar a otro una vez por semana, la consideraron como “un alivio” aunque admitieron que “en la práctica” ya habían buscado la forma de alternar el cuidado de los niños.
La norma emitida por el gobierno el 1° de mayo permite el “traslado de niños, niñas y adolescentes al domicilio del otro progenitor o progenitora” una vez por semana para “garantizar” su derecho a mantener “relaciones personales y contacto directo” con los padres.

Para Carolina Guerra (37), madre de dos hijos, de 7 y 3 años, la medida “formalizó algo que muchos ya hacían”, porque es “imposible”, durante “más de 40 días, trabajar desde casa y hacerse cargo sola de los chicos”.

Carolina es docente y, desde la Capital Federal da clases virtuales, planifica actividades pedagógicas y corrige tareas. Su ex marido vive en el Gran Buenos Aires.

Antes de la autorización para realizar traslados semanales, los chicos hacían videollamadas con el padre a diario, pero Carolina percibió que el más pequeño “no se sentía cómodo” con eso.

Con el tiempo, la falta de contacto orada el vínculo, que se hace menos espontáneo, menos cotidiano y se pierde la complicidad del día a día

ELIANA GROISMAN, ABOGADA ESPECIALISTA EN FAMILIA

La abogada especialista en familia Eliana Groisman explicó que “la frase ‘a fin de garantizar el derecho a la relación personal’ es muy importante para el resguardo de la coparentalidad. Con el tiempo, la falta de contacto orada el vínculo, que se hace menos espontáneo, menos cotidiano y se pierde la complicidad del día a día”.

Para trasladar a los niños, los progenitores deben completar la declaración jurada aprobada por la Resolución N° 132/20 del Ministerio de Desarrollo Social, diponible www.argentina.gob.ar.

“El hecho de que sea una vez por semana generó dudas, algunos progenitores con chicos muy chicos que no tenían un régimen de alternancia con tantas noches en alguna de las casas se preguntaban si los hijos debían permanecer siete días en cada hogar luego del traslado”, comentó Groisman.

Y aclaró que “el traslado no necesariamente implica la permanencia por siete días, sino que se puede trasladar una vez por semana y pasar en la otra casa las noches que los progenitores acuerden. Lo que no se puede hacer es que se traslade lunes, miércoles y viernes, por ejemplo”.

Diego Ojeda (42), de Capital Federal, encargado de una casa de comidas y con un hijo de 14 años, expresó a Télam que le “gusta la medida porque puedo estar con mi hijo. Vamos a poder estar un rato juntos a la mañana y a la noche”.

Cuando comenzó la cuarentena obligatoria, el decreto presidencial 297 dispuso que los hijos debían quedarse en su domicilio principal o donde cumplieran el aislamiento.

Once días después se previeron tres excepciones: trasladarse a la casa del otro progenitor para cumplir allí la cuarentena, por enfermedad de uno de los adultos o si alguno estaba obligado a salir a trabajar.

Mientras tanto, algunas madres y padres recurrieron a la justicia para obtener permisos de traslado más frecuentes, y hubo fallos que los concedieron.

El 23 de abril, por ejemplo, el juez Augusto Montesano autorizó la alternancia a los progenitores de un niño de 4 años, quienes hicieron una presentación ante la Justicia.

El 29 de abril, la titular del juzgado civil número 23, Agustina Díaz Cordero, consideró “inaplicable e inconstitucional” la limitación del derecho de los niños a trasladarse y estar en contacto con ambos progenitores.

El fallo de Díaz Cordero aplicaba para el caso de una niña que vivía con su padre y pasó más de 40 días sin ver a su madre.